CONRAD HILTON: VISIONARIO SIN LÍMITES

CONRAD HILTON: VISIONARIO SIN LÍMITES

Son contadas con los dedos de una mano las ocasiones en las que un apellido se convierte en una marca tan poderosa, que trasciende a su portador y pasa a ser una entidad en sí misma. Pues este es uno de esos casos: quien habla de Hilton deberá aclarar que no se refiere a la gigantesca cadena hotelera, sino al visionario que la hizo crecer:

Nacido el 25 de diciembre de 1887 en San Antonio, Nuevo México, Conrad Hilton era hijo de un comerciante local;  se hizo cargo de la tienda de ramos generales de su padre a la edad de 21 años y luego se diversificó en política, ocupando dos mandatos en la Legislatura del Estado de Nuevo México.

Hilton sirvió en el ejército de los Estados Unidos durante la Primera Guerra Mundial. Después de la guerra, volvió a San Antonio por un tiempo, pero después se mudó a Tejas para buscar su propia fortuna.

 Quería comprar un banco, En 1919 Conrad Hilton compró The Mobley, un hotel en Cisco, Texas de 40 habitaciones, y con el pasar de los años se expandió a Waco, donde abrió su primer hotel con aire acondicionado en las áreas públicas. Para 1946 se formó la corporación Hilton Hotels Corporation, y al año siguiente el Roosevelt Hilton de Nueva York se convirtió en el primer hotel del mundo en instalar televisores en las habitaciones. Uno de los sucesos de 1955 fue la apertura del Hilton Istanbul, el primer hotel moderno construido desde cero en Europa después de la Segunda Guerra Mundial. Para 2009 Hilton Hotels se extendió a 76 países, consolidándose como la marca de hoteles de servicio completo más grande del mundo

Conrad Hilton

Después de la caída de la bolsa de valores en 1929, 85% de los hoteles estadounidenses se fue a la quiebra. Pero Conrad Hilton se las arregló para mantenerse a flote gracias a sus inversiones en petróleo y gas.

Cuando era adolescente, Hilton ofreció en renta las recámaras disponibles de la casa de su padre a los vendedores que viajaban. La tarifa por noche era de 2,50 dólares, e incluía tres alimentos. Compró un hotel que había dejado de funcionar, en Texas, y después de meses de renovación transformó la operación en una empresa productiva.

En 1942, Hilton adquirió la Town House en Los Ángeles y los hoteles Roosevelt y Plaza en Nueva York y el Waldorf-Astoria. En los años siguientes la Hilton Hotel Corporación, organizada en 1946, compró o construyó en todo el mundo un gran número de hoteles de lujo y comprometió a las dos cadenas hoteleras más grandes de ese tiempo -Sheraton y Statler- a trabar una feroz competencia.

A pesar de sufrir un enorme revés financiero durante la Gran Depresión, Hilton fue capaz de construir un imperio hotelero. Él creía que cada propiedad debía tener su propio estilo, no parecer parte de una cadena. Formó la Corporación de Hoteles Hilton en 1946. Las propiedades en su cadena de hoteles incluyeron el famoso Waldorf-Astoria en New York City, que arrendó en 1949.

En esa misma época Hilton comenzó a expandir sus operaciones fuera de los Estados Unidos y renombró a la compañía. Hilton International Company se convirtió en uno de los negocios hoteleros más grandes del mundo. La compañía amplió sus operaciones a tarjetas de crédito, alquiler de coches y otros servicios. En 1960, Hilton pasó las riendas de la compañía a su hijo Barron, pero él permaneció como el capitán del barco.

Casado tres veces, Hilton tuvo tres hijos: Conrad Nicholson, Jr., William Barron y Eric Michael, con su primera esposa Mary Barron. La pareja se casó en 1925 y se divorció nueve años después.

 En 1942, se casó con la actriz húngara Zsa Zsa Gabor, y juntos tuvieron una hija llamada Francesca. Ese matrimonio terminó en 1946.

Treinta años después, se casó con Mary Frances Kelly.

Conrad Hilton murió el 3 de enero de 1979, en el Hospital St. John’s de Santa Mónica, California. Es recordado como un gigante en el negocio hotelero y por su impacto duradero en la industria de la hospitalidad.

Además de sus logros empresariales, Hilton creó la Conrad N. Hilton Foundation en 1944, que otorga un premio anual a organizaciones ejemplares, que trabajan para acabar con el sufrimiento en el mundo. También apoya programas para ciegos y personas sin hogar, así como iniciativas en educación.

EL ÉXITO ESTÁ CONECTADO CON LA ACCIÓN. LA GENTE EXITOSA SE MANTIENE EN MOVIMIENTO; COMETEN ERRORES, PERO NUNCA SE DAN POR VENCIDOS.

ALGUNOS SUEÑAN CON EL ÉXITO MIENTRAS OTROS SE DESPIERTAN Y TRABAJAN DURO EN ELLO A DIARIO

CONRAD HILTON.

CONRAD NICHOLSON HILTON, FUNDADOR DE LA CADENA DE HOTELES QUE, AL PEDIRLE EN SU LECHO DE MUERTE EN 1979 UN MENSAJE DE DESPEDIDA PARA SUS EMPLEADOS, DIJO: «LA CORTINA DE LA DUCHA HAY QUE PONERLA POR EL LADO DE DENTRO DE LA BAÑERA». TODA UNA LECCIÓN PARA LA VIDA SANA Y SECA.

LA DINASTÍA HILTON ABANDONA EL NEGOCIO HOTELERO DESPUÉS DE 88 AÑOS DE HISTORIA

La firma de inversiones Blackstone pagó 26 mil millones de dólares por la cadena

Paris y su hermana Nicky son las nietas de Conrad, el fundador del imperio

Nueva York, 4 de julio2007 .

 La dinastía hotelera de los Hilton abandona el negocio después de 88 años. Desde el fundador, Conrad, hasta la bisnieta Paris, los Hilton han acaparado una y otra vez los titulares. Y ahora, el gigante grupo hotelero Hilton Hotels Corporation acaba de ser comprado por la empresa de inversión estadunidense Blackstone por la nada despreciable suma de 26 mil millones de dólares (19 mil millones de euros).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *