EL ORIGEN DEL TABACO

Origen del tabaco

El tabaco es una planta herbácea cuyo nombre técnico es nicotinia tabacum y se ha convertido en la droga legal más consumida junto con el alcohol. El hecho de que sea una droga legal no significa que esté libre de efectos secundarios, pero ese es otro tema que trataremos en otro artículo porque hoy vamos a hablar del origen del tabaco, de su historia y evolución.

Origen del tabaco en el mundo

El tabaco es originario de América tropical y no es una droga nueva. Ya 3.000 años antes de Cristoesta planta se había extendido por el Caribe y las poblaciones indígenas de la zona ya la consumían antes de que Cristóbal Colón llegará hasta tierras latinoamericanas.

De hecho, el tabaco ya aparece en los restos del arte precolombina y los españoles que visitaron la zona ya contaban que los nativos americanos fumaban hojas secas de tabaco enrolladas.

Entre los países americanos consumidores de tabaco destacan Brasil, México y las Antillas.

Ese es el verdadero origen del tabaco.

Y es que los mexicanos creían que el tabaco poseía propiedades medicinales y utilizaban esta planta en sus rituales y ceremonias. Era, por así decirlo, una planta que formaba parte de la cultura de las personas residentes en estos países.

Sin embargo, con la invasión europea la cosa cambió. Estas connotaciones culturales desaparecieron y el tabaco comenzó a utilizarse de forma más tradicional, similar a como lo conocemos ahora.

Pero antes de que eso sucediera, la corona española envió a tierras americanas a un médico y botánico español llamado Francisco Hernández de Boncalo. Así es como se inició la primera expedición para el estudio y el análisis del tabaco y de sus propiedades, que tuvo lugar entre los años 1571 y 1577.

Ya a principios del siglo XVI los españoles comenzaron a cultivar tabaco en la isla de Cuba hasta que unos años después pasara a cultivarse en Europa, Japón, Filipinas y África.

Es más, el cultivo del tabaco y las transacciones comerciales realizadas con esta planta fueron reguladas por los gobiernos de todos los países, llegando incluso a crearse monopolios o severos impuestos sobre su producción o consumo.

Con el paso del tiempo se terminaron estableciendo plantaciones de tabaco en países determinados como Brasil, Nueva España (Guadalajara) o Cuba. Pero no solo eran los españoles los que cultivaban y vendían el tabaco, sino que Francia, Portugal e Inglaterra se introdujeron también en el negocio.

Ya en el siglo XIX el mercado del tabaco y su industrialización estaba totalmente difundida. En España, su consumo masivo se hizo popular a partir de los años 50 del siglo XX.

El origen del tabaco

Parece ser que el origen del tabaco estuvo en la zona andina entre Perú y Ecuador y podemos fecharlo entre el 5000 y el 3000 aC. Cuando los españoles llegaron a finales del siglo XV su consumo se había extendido por todo el continente. Sus usos eran diversos: se fumaba, se masticaba, se comía, se le daba usos medicinales, rituales y hasta afrodisiacos.

Cristobal Colón recogió en su diario que los españoles se quedaron asombrados al ver a los indios con un tizón encendido en las manos y expulsando humo por la boca. En Cuba mandó a dos de sus hombres, Luis de la Torre y Rodrigo de Jerez a explorar la isla y comprobaron que esta costumbre estaba muy extendida e incluso a uno de ellos, Rodrigo de Jerez, le gustó la experiencia terminando enganchado a ella.

Cuando llegó a España el vicio casi la cuesta caro. Se puso a fumar expulsando el humo por la boca y la nariz dejando perplejos a todos los que le rodeaban. Fue denunciado por brujería y la Inquisición le condenó a siete años al pensar que sólo el diablo prodría darle a un hombre el poder de echar humo por la boca

Nadie sabe con certeza cuando fue cultivada la primera planta de tabaco, pero se conoce dónde fue cultivada. Los nativos del continente americano fueron sin duda no sólo los primeros en cultivar el tabaco sino también en fumarlo. Hace mas de mil años, los Mayas fumaban tabaco mezclado con alucinógenos pues creían en las visiones que esta mezcla les daba.

Los Mayas ocuparon los estados de Veracruz, Yucatán, Campeche, Tabasco y Chiapas, así como parte de Guatemala, Belice y Honduras. Esta cultura apareció alrededor de 1500 AC pero en el año 900 DC, abandonaron todo y algunos de ellos emigraron a la península de Yucatán en donde permanecieron hasta la llegada de los españoles en el siglo XVI. La cultura Maya estaba compuesta por varias tribus, la principal (con el mismo nombre) ocupaba la península de Yucatán. En el norte de Veracruz estaban los Huastecos. Los Mayas fueron la civilización con mayor desarrollo en el oeste del hemisferio. Tenían un calendario muy avanzado y entendían el concepto del cero.

Se dice que el tabaco se fumaba durante las ceremonias religiosas. Hay imágenes de mas de 1000 años en donde los dioses están fumando. Cuando esta civilización se deshizo, los nativos emigraron junto con sus costumbres a Sudamérica y Norteamérica, donde otras tribus adoptaron la práctica de fumar tabaco durante sus rituales.

Tras el descubrimiento de América esta costumbre se extendió al resto del mundo. Aunque Cristóbal Colón no estaba impresionado por el tabaco, otros colonizadores lo introdujeron posteriormente en España y Portugal. En 1560 este hábito se extendió a Francia, a través del embajador de Portugal Jean Nicot (de ahí el nombre de nicotina), después hacia Italia, Gran Bretaña y otros países Europeos, siendo un signo de riqueza y estatus social.

El nombre de Tabaco, algunos creen que viene de Tobago, una isla caribeña, otra teoría dice que el nombre proviene de Tabasco, un estado de México.

Históricamente la Región de Los Tuxtlas ocupa un lugar privilegiado, pues es aquí en donde floreció la civilización Olmeca, considerada como la cultura madre de Mesoamérica y de la cual podemos apreciar su grandeza en las cabezas colosales que se exhiben hoy en día en varios museos del mundo, y que son ícono de ésta importante civilización, que desde entonces ya usaban el tabaco como práctica ritual. Esta región, también desempeñó un papel importante en los planes de Hernán Cortés, durante la Colonia Española, considerndola  como una tierra con características especiales, fue aquí en donde  se sembro por primera vez en America la caña de azúcar.

l Valle de San Andrés Tuxtla, localizado al borde del golfo de México en el sur del estado de Veracruz, es la cuna del mejor tabaco para puros en México, además de ser el lugar donde se concentran las principales fábricas de puros mexicanas. Atravesado por multiples arroyos y rodeado por montañas y volcanes, este valle posee tierras con cualidades excepcionales para la siembra del tabaco.

La producción de puros tal como se conoce hoy, comenzó verdaderamente con la llegada de cubanos que se exiliaron en México durante la guerra de independencia contra los españoles. Ellos aportaron semillas mejoradas y técnicas más apropiadas. Dos cubanos, los hermanos Gustavo y Damián González, comenzaron así a fabricar los puros de la marca “El Destino” que fueron exportados a Europa. En 1876, Manuel García, otro cubano, creó una nueva marca: “La Rica Hoja”.

La Región de Los Tuxtlas se encuentra en el sureste de México, en el corazón de Veracruz, enmarcada entre la sierra, volcanes, ríos y el mar, comprendiendo la selva tropical más septentrional del continente americano y conteniendo una gran diversidad de ecosistemas, con una gran variedad de paisajes y bellezas naturales, así como una gran riqueza en fauna y flora, siendo, por supuesto, el tabaco, el producto que le ha dado reconocimiento y fama mundial, debido a que es, en solo una franja de esta región, por su clima y suelo, en donde  se cultiva entre otras variedades, el internacionalmente famoso “Tabaco Negro San Andres”

El cultivo del tabaco en la Región de los Tuxtlas, se remonta desde tiempos prehispánicos, existiendo actualmente, una franja bien definida en el valle,  que es, la que por excelencia da vida a una actividad tabacalera, que sin duda alguna ha podido ganarse un lugar importante en el Mundo del Tabaco. Actualmente se cultivan principalmente, tres variedades de tabaco, Sumatra, Habano y Negro San Andrés, siendo éste último, una variedad de tabaco que es única en el Mundo y que es considerado en su clase como «El Mejor Tabaco Del Mundo». Orgullo de México y de los mexicanos, se exporta también  en rama,  a diferentes Casas Tabacaleras de todo el mundo, quienes lo utilizan para mezclarlo con otros tabacos, para dar vida y calidad, a sus respectivas

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *